Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

domingo, 2 de abril de 2017

Otras primaveras

Crecimos a la sombra de unos salmos que aprendimos sin sentir, cuando todo era bueno y la vida lamía los churretes de chocolate en los labios de niño que aún no sabían mentir.
Eran primaveras que agitaban nuestros sueños y pasaban su mano por el pelo para que no cupiera ni una sola pregunta en sus noches, salvo el olor de los primeros almendros.
Era subir y bajar peldaños con destreza, atravesar puertas y jugar a morir.
Era el olor a paja mojada y la inminente llegada al mundo de la gata okupa que viviría en el tejado para siempre.
Era la voz en off de quienes en la distancia te mandaban cartas para corroborar su propia existencia y mi entusiasmo.
Eran aquellas otras primaveras,sin las cuales no se habrían forjado mis sueños de hoy aunque aún hoy siga buscando salmos en los que creer.

                                               
                                                             Foto tomada de Devianart

4 comentarios:

  1. Cuántas primaveras nacidas de la agonía del otoño... cuánta vida escondida y guardada para volver a nacer y crecer. Gracias, Mayte. :)

    ResponderEliminar
  2. precioso!... que maravilla poder venir a estas orillas... y mira que escribes bonito...
    besotes!!

    ResponderEliminar
  3. Y cuánta razón en tus palabras, Hipatía. Gracias siempre a ti. Aprendo tanto de vos...Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti,chica de ojos marrones! Y gracias siempre por seguir apareciéndote pasar y mojar tus pies en estas aguas.Un abrazo, linda.

    ResponderEliminar

Deja tus palabras y unas olas