Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

domingo, 24 de enero de 2016

Corazón en pruebas

Mientras el viento sopla ahí afuera, un puñado de seres inertes rompemos las alas sin un atisbo de sol en las entrañas; sin escamas en la espalda sobre las que esperar el alba.
La vida desde aquí se convierte en un atraco a mano armada, en un desembarco de polizones donde para morir solo bastarían unos ojos llenos de horizontes y naufragios.
Esta pequeñez de heridas en espiral que huye acequia abajo, esta quemazón de los calendarios de hojas muertas y letras en mayúscula…
Y de nuevo la vertiginosa luz que nos lleva al llanto o nos engrandece, mientras pensamos más allá de nuestros propios océanos.
Al fin la noche sin perros de presa, el abrazo asimétrico que arropa, las voces que gritan un nombre desde cualquier almena de esta ciudad, esos ecos de guardarropa y corazones sin moraleja que ansían la llegada.
Y en el centro de todo,  ese "yo" recién nacido a través del miedo propio y el dolor ajeno.
En la habitación contigua, el llanto de un ser que acaba de aterrizar en el mundo me recuerda que todo está ahí afuera, que el mundo me espera de nuevo para seguir reptando espaldas salpicadas de estrellas infinitas.
¿Qué mejor señal para vivir este momento con el corazón renovado y la sonrisa bailando en el agua?


                                        Imagen tomada de Deviantart