Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

domingo, 4 de septiembre de 2016

No muere...

Nunca muere quien bate sus alas rotas en el último aliento de las calles vacías,
quien puede ver en un charco más allá del olvido.

No muere quien decide ignorar a las sirenas y pasea por las terrazas vacías
reconociendo sus propios pasos vacíos en la noche.

No muere quien puede dibujar aún el recorrido de una lágrima a punto de inundar el mundo.
No puede morir jamás la boca que pide, las manos que alcanzan, la piel que muda en las callejuelas blancas del sur y el color dorado de sus tardes.

No muere quien sigue cantando con los niños del revés y se lleva como equipaje de mar a mar un bolso cargado de abismos de colores para mimar sus mejores sueños.


¡No!  No puede morir quien ama demasiado la tierra con sus ruinas y obeliscos, con  los aguaceros que la empujan hacia ella, la única razón de ser de tanta paz y tanta guerra;
quien busca sin manuales ni doctrinas, quien descubre que la vida está en cada esquina y olas sin heridas.
 No muere...

                                  Foto realizada por Maite Salcedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tus palabras y unas olas