Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

domingo, 12 de abril de 2015

Ellas y abril

Como el humo serpentea en el aire y juega en el espacio secreto del beso, los pasos de aquellas mujeres fugitivas llegaron despacio a mis días.
Ellas me enseñaron a amar el prodigio del instante que no vuelve y a desechar soledades de acero.
En la cadencia de sus pasos aprendí a alejarme de catecismos y decálogos, de enciclopedias de sabiduría ajena que en nada se parecían a nuestras vidas.
El mar, a través de sus ojos, me dejó el deseo por explorar seres que latían bajo el agua, el arte de llamar las cosas por su nombre y la importancia de visitar la locura con frecuencia para olvidarse del tiempo infructuoso dedicado a los sueños imposibles.
Ellas, fueron y seguirán siendo la ausencia inimaginable, la mano con historia sin heridas en la mía, el espejo donde recupero la serenidad perdida, la fuerza que me alienta a coger de nuevo el timón de la esperanza.
Gracias siempre por vuestro mágico mes de abril y felicidades hoy y siempre