Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

lunes, 9 de febrero de 2015

El adiós de los pájaros

La vida llora en todas partes y
este aire, otra vez, como las olas,
conocerá el beso que habita su nombre.
Si la memoria no se escurriera entre el frío
y las rocas, yo preguntaría a esos ojos negros
qué de azar tiene el amor o la desdicha.
Quise asomarme a sus ojos maniatados
que mordían la tristeza,
a la impotencia de perderla en los jardines umbríos,
a las sombras de la niña ciega.
En su rostro un terror de despedida interminable,
la distancia justa entre su vacío y el mío.
Revoloteaban en su pelo las plumas del último pájaro herido
Y me detuve para verla dormir el último sueño.
La niña de pelo oscuro se ha ido mar adentro
como se apagan las luces en la media noche,
la boca llena de peces y las manos deshojadas.
Buscaré su sonrisa en las tardes encendidas del Cabo,
en la complicidad y la luz de los muertos
que llegan para quedarse a jugar en esta orilla
y poblar el amor al que se parecía tanto.

Publicado por Erato

4 comentarios:

  1. Y mientras pienso todo eso una lágrima rodará por el cielo para ir a perderse más allá de mis ojos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Por mucho q tu alma vuele tras sonrisas o recuerdos siempre te atrapa ese ancla q te hace volver a mirar hacia delante y ver q hay mucho más...
    No se como estas y aunque precioso lo q escribes, como siempre, lo siento triste...
    Un abrazo muy fuerte...y busca las sonrisas de alrededor...
    Alicia

    ResponderEliminar
  3. Gracias por esa lágrima vertida de emoción en la piel,Rafael. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Qué sorpresa más buena, Alicia. Ya me conoces esa melancolía pegada a mi y a mis letras como el almizcle. Me ha encantado verte de nuevo. Nada de tristezas, la primavera apremia con fuerza. Un abrazo enorme para ti.

    ResponderEliminar

Deja tus palabras y unas olas