Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

domingo, 26 de octubre de 2014

Amo...

Amo los días desordenados que me conducen a esa parte de mi que se rompe con los desahucios y la desconfianza.
Amo esta luz y estas olas que me reconcilian con la vida de verdad en la que aún me queda tanto que bucear.
Amo las confesiones que se convierten en susurro entre aguaceros imprevistos, la canción que oigo una y otra vez de forma inesperada y que ya asocio a esta arena antes de pisarla por mi misma.
Amo este envejecer de la tarde con la sabiduría de los corazones que no saben rendirse nunca, con la arruga en mi piel que se multiplica a cada instante y a la que me asomo para seguir reconociéndome.
A veces, tal vez, solo sé escribir un verbo o vislumbrar entre la niebla un nombre que parpadea a lo lejos en el faro de la esperanza, cuyos mensajes no siempre sé descifrar y me atraen con olor salvaje de luna creciente.
Amo esta secreta costumbre de inventar besos con mi lengua y olvidar por un instante el temblor de esta tierra convulsa y masacrada por la avaricia de unos pocos y el dolor infinito de tantos muchos, aunque no siempre lo consiga.
Amo este acantilado de locura y vértigo del que me descuelgo en la madrugada para seguir creyendo en los sueños sin dejar de mirar el camino recorrido y mis pies bien pegados a la tierra.
Este vivir así, tan de este modo, tan distinto y tan igual al de todos...
Publicado por Erato



                                                            Imagen tomada de Devianart

3 comentarios:

  1. precioso...
    muchos besos guapa!
    y como siempre, un placer venir a estas orillas...

    ResponderEliminar
  2. Un millón de besos a ti, preciosa.
    Ya sabes que tú eres parte fundamental de estas aguas.
    Gracias siempre por el color de tus ojos mojándose en las orillas del Rhin

    ResponderEliminar
  3. De pe a pa, me identifico en tus letras Erato, gracias por compartir tus sueños de poesia y vida.

    ResponderEliminar

Deja tus palabras y unas olas