Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

domingo, 16 de febrero de 2014

Silencios sin respuesta

¿Cuántas lunas le quedarán a la esperanza que inventamos en días así?
Es difícil sostener la mirada en algunos ojos, mientras escuchas clemencia en otros a lo lejos, incesantemente. Como no cesa esta lluvia de febrero, como no se cansa el primer rayo de sol esquivo que busca, sinuoso, cualquier rincón de tu cuerpo para quedarse.
-¿Por qué siempre escribes triste?- Me pregunta sin timidez alguna.
- ¿Le preguntas al mar cómo alcanzar su horizonte?- respondo yo
Se hizo un silencio de siglos y jamás volvimos sobre el tema.
La tristeza pienso, se acomoda a la palabra y el verso que barniza las heridas.
La alegría no se detiene en la palabra, no piensa o analiza, actúa. Para los relojes y se bebe a grandes tragos cualquier minuto, antes de que huya de nosotros sin haber vivido.

Y es así que nos pasamos la vida buscando razones para lo que solo puede sentirse y no tiene palabra o respuesta alguna. 
                                                      Imagen tomada de Deviantart.com

13 comentarios:

  1. Escribes para contarte la vida. Vives para escribir contándotela. La tristeza se hace ola, se hace mar, se hace alegría. Escribes porque eres agua, mar y brisa. Besos, mi Erato querida.

    ResponderEliminar
  2. Ahora solo siento.
    Y callo.
    Como mucho lo escribo.
    Ya no protesto ni pregunto.
    No tiene sentido alguno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo puedo habitar en tus palabras, pero prefiero hacerlo en ti en forma de olas de mar, que sube y baja con las mareas para estar a veces mojando los pies y otras mar adentro perdida en aventuras de piratas. El mar siempre es el mismo, el nuestro, con su vida propia y sus universos internos en forma de corrientes.

    Te quiero en tu tristeza, en tu melancolía y sobre todo en la vida que eres.

    Beso, preciosa

    ResponderEliminar
  4. Maite he visitado tu Bloc a orillas del rhin y me ha encantado. Leyendo tu libro estoy disfrutando. Pronto diré algo sobre ti y sobre el. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Maite, me encanta tu Bloc. El libro lo estoy leyendo despacio, pero sin pausa para dejarme impregnar de sus fragancias. Pronto diré algo de el y de la autora. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. El verso y la palabra teñidas de tristeza, barniz de las heridas. Qué bien expresado!! A veces la tristeza se cierne sobre la carne y la cubre con una fina capa de ceniza. Quizá la poesía sólo sea una sacudida, tratando de desprenderse de ella.
    Pero ya ves, la lluvia se fue, brilla el sol, la primavera se abre paso.

    Un besico!

    ResponderEliminar
  7. Sucede que a veces debemos conformarnos con solo un rayito de sol. Quizás pase mucho tiempo, mucho, antes de que asome glorioso y que de atrás la noche.
    ROBER

    ResponderEliminar
  8. Amiga Índigo, tú lo has dicho mucho mejor. Y todo vive en el agua.Tú lo sabes bien.Gracias por tu ser mágico en mis aguas.Un beso grande

    ResponderEliminar
  9. Toro. A veces, muchas, con eso basta.Lo otro nunca muere.Un beso

    ResponderEliminar
  10. Sandra, gracias por tu amor,por tus palabras y nuestros silencios.Yo también te quiero en todo y en nuestras Retahílas ya innumerables y compartidas.

    ResponderEliminar
  11. Juan, gracias por tus palabras, por dejarte mecer en estas aguas. Espero que te lleven a un lugar en el que encuentres lo mejor de ti a través de ellas.Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Rafael, gracias por tu comentario que es poesía pura. Ya está aquí la primavera, sí. Habrá que observar a los topos y las hormigas en los ríos.Un beso

    ResponderEliminar
  13. Roberto, muchas gracias por tu visita y tus palabras.Cuánto tiempo!
    Es la vida, con sus ciclos, sus idas y venidas, sus días y sus noches.A veces ese rayito de sol puede iluminar todo un universo.Un abrazo

    ResponderEliminar

Deja tus palabras y unas olas