Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Anclas

A la deriva,
con la sal en los labios
ella rema y recuerda las violetas en el aljibe,
el amor de almadraba y piratas,
el niño y su balanceo en la baranda.

Un nuevo mar
y ella sigue remando.
Las torpes promesas a lo lejos
y un corazón caliente
latiendo en su espalda.

Bajo el agua
el sexo que aún incendia sus manos
y la misma voz que detiene sus ganas.

Ella rema,
tiembla con el vaivén de las olas,
lame sus anhelos y desea
el blanco suicida de sus caderas
con un nombre que no llega.

El "amor ancla"
le regala peces  y barcos
que ella no sueña.

Contracorriente,
los ojos bien abiertos,
ella suelta amarras.

A diez mil pies
ella sabe que nunca le gustó el agua,
que no quiere anclas
ni elegías de amor en llamas.




martes, 15 de octubre de 2013

Soledad del aire

A  mi tío Arturo,quien me enseñó a amar la poesía y el orgullo de ser andaluz


Una soledad de agua quieta flota en el aire y
la náusea temblorosa del miedo que llora en silencio
los huesos blancos de sus manos.
Aún el corazón caliente como un romancero gitano y
entre sus labios, temblando una nana.

¡Ay, quién pudiera borrarle las ojeras a la noche!
¡Quién fuera el piyayo y vivir el amor
sin llagas ni espanto!
"¡Ay, tu corazón caliente y nada más!"
como dijo el poeta atormentado.


miércoles, 2 de octubre de 2013

Paradojas

A Sandra, porque solo ella sabe...


Perdemos la cabeza y algo más por la ausencia canalla de quienes nos lanzan sin piedad al vacío más demoledor.
Nos roban el sueño y los sueños cuando nos ningunean o nos azotan una y otra vez en el vértice del alma que más duele, dejándonos sumidos en la más absoluta de las soledades.
Abrimos de par en par nuestra piel, para que acumule en sus infinitos poros las caricias que luego se hicieron dagas y cristales rotos.
Venderíamos nuestra alma al diablo por bailar ese último bolero, adosando nuestras caderas al cuerpo que luego se convirtió en espejismo y en el que un día creímos ciegamente, abandonándonos en mitad de la pista con los ojos y el corazón atónitos.
El mundo gira y gira y los humanos, desandamos el camino en sentido contrario a la felicidad, convirtiéndonos en minuteros de un reloj que se vuelve loco a cada instante.
A los buenos siempre les cautivan los malos, que a su vez y en el fondo, siempre ganan las batallas y parecen dar un punto interesante a la vida.
Lo bueno aburre y carece de emoción, escucho con bastante frecuencia.
Lo curioso es que  todos decimos ser buenos o aspirar a ello.
Es la eterna paradoja.
La eterna espiral en la que estamos sumidos a diario.
Como tantas otras.
La literatura está llena de desencuentros e historias imposibles.
Sirva de ejemplo el poema Contra ti de Ángeles Mora

Y si tú fueras un hombre de bien
(que no lo eres)
vendrías a mezclarte conmigo en las afueras
de Argel o de Venecia
para besar "insieme il sacro piede
e admirare le spaventose meraviglie
superbe della antichitá..."
como cantar solían los poetas.
Pero no eres hombre de bien.
Oh, si lo fueras.


                                                         Imagen tomada de Deviantart