Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

sábado, 16 de marzo de 2013

Marzo

Probablemente nada de lo que dice es verdad. ¡Quién sabe!
Es difícil explicarse a si mismo razones que ya no digiere con el paso de los años.
No, no le gusta observarse en el mundo y admitir todo lo que falta o sobra en su cabeza llena de telarañas. Casi siempre fue así, su palabra y la de los otros. Si dice azul probablemente desee negro. 
¿O es al revés? Si sonríe ampliamente, el mundo de afuera ve tristeza de Gioconda en sus ojos. 
Si está a punto de estallar en llanto, una furia de palabras se desata en las lenguas de los otros para devolverle con cinismo lo que no saben traducir en su rostro contradictorio y pueril.
Y cada emoción expresada se convierte en una letanía con olor a piel herida.
No. No encuentra la palabra exacta, el gesto adecuado o la mueca precisa.
Ahora quiere Norte y alguien llena sus mañanas de un Sur estridente y confiado con un ramo de violetas en los labios.
No es eso lo que quiere. ¿O tal vez sí? Puede que haya llegado el momento de desterrar fechas inequívocas y coger a alguien de la mano para visitar los flamencos allá en las salinas, reencontrarse con el único mar que lo reconoce y descansar.


                                             Foto tomada de Google. Almadrabas de Monteleva