Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

martes, 15 de octubre de 2013

Soledad del aire

A  mi tío Arturo,quien me enseñó a amar la poesía y el orgullo de ser andaluz


Una soledad de agua quieta flota en el aire y
la náusea temblorosa del miedo que llora en silencio
los huesos blancos de sus manos.
Aún el corazón caliente como un romancero gitano y
entre sus labios, temblando una nana.

¡Ay, quién pudiera borrarle las ojeras a la noche!
¡Quién fuera el piyayo y vivir el amor
sin llagas ni espanto!
"¡Ay, tu corazón caliente y nada más!"
como dijo el poeta atormentado.


5 comentarios:

  1. Es cierto... "quién fuera el piyayo..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Arturo volará en la carpa de de los poetas. Arturo volará cada vez que Erato pinte el cielo con sus palabras. Arturo volará la calma, la ternura, la luz. Volará. Y será agua, mar y calma.


    Besos. Sabes que estoy y siento. Más besos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Rafael .Sí,quien fuera el piyayo. Otro abrazo

    ResponderEliminar
  4. Indigo. Gracias por saber estar y estar siempre. Arturo te da las gracias por tu ternura. Yo por tantas cosas...Abrazo enorme

    ResponderEliminar
  5. Le conocí piyayo, travieso y caballero... que suerte la mia. Le admiré por andaluz del mundo y por esa memoria que nos regalaba poemas imprevistos, en cualquier momento, en cualquier lugar... de SU Granada. Brindo y suspiro por ti, tio Arturo, te echamos de menos. Gracias siempre, la vaski

    ResponderEliminar

Deja tus palabras y unas olas