Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

sábado, 16 de marzo de 2013

Marzo

Probablemente nada de lo que dice es verdad. ¡Quién sabe!
Es difícil explicarse a si mismo razones que ya no digiere con el paso de los años.
No, no le gusta observarse en el mundo y admitir todo lo que falta o sobra en su cabeza llena de telarañas. Casi siempre fue así, su palabra y la de los otros. Si dice azul probablemente desee negro. 
¿O es al revés? Si sonríe ampliamente, el mundo de afuera ve tristeza de Gioconda en sus ojos. 
Si está a punto de estallar en llanto, una furia de palabras se desata en las lenguas de los otros para devolverle con cinismo lo que no saben traducir en su rostro contradictorio y pueril.
Y cada emoción expresada se convierte en una letanía con olor a piel herida.
No. No encuentra la palabra exacta, el gesto adecuado o la mueca precisa.
Ahora quiere Norte y alguien llena sus mañanas de un Sur estridente y confiado con un ramo de violetas en los labios.
No es eso lo que quiere. ¿O tal vez sí? Puede que haya llegado el momento de desterrar fechas inequívocas y coger a alguien de la mano para visitar los flamencos allá en las salinas, reencontrarse con el único mar que lo reconoce y descansar.


                                             Foto tomada de Google. Almadrabas de Monteleva

10 comentarios:

  1. Hay muecas que nos calan tan hondo que salen solas aunque queramos sacar otras distintas de las que salen pero, afortunadamente, siempre queda el mar para sanar, o para intentarlo aunque solo sea a ratos.

    ResponderEliminar
  2. Tu entrada es una cajita de palabras que despertaron recuerdos y algun trocito de triste sueño.

    Un placer leerte.

    Besos almendrados ;)

    ResponderEliminar
  3. Me veo capaz de reconocerme en tus palabras, aunque no hablen de mí. Días de confusión, de sentirse cerca de algo que no desees que llegue, pero que quizá lo haga. Como las tormentas, que no puedes detener.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  4. jooooooooooo... el resto de lo que pienso mirando esa foto y leyendo este texto, ya lo sabes.

    ResponderEliminar
  5. te he dicho ya que escribes bonito!?
    no!?...
    jejeje...
    pues te lo repito: mira que escribes bonito!!
    muchos besos!!

    ResponderEliminar
  6. El poder sanador del mar, que arrastra las muecas insevibles y el poder sanador de tu presencia por estas aguas siempre.Abrazo grande amiga.Gracias

    ResponderEliminar
  7. Gracias por abrir la caja,Teyalmendras.Seguro que has saboreado lo que salió de ella.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Rafael.A veces las palabras son espejos y la incertidumbre flota en el aire para muchos.Gracias por el confort de tus letras por aquí.Un abrazo y algún que otro aleteo que ayude a disipar estos días de lluvia.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo: ;) ;)Hay certezas que fortalecen el alma.Gracias por ese jooo. Un abrazo con olor a peje y mar ancho

    ResponderEliminar
  10. Chica de ojos marrones gracias por esa pregunta que como una letanía dejas esparcida por estas aguas desde hace años.Yo lo que sé es que me gusta ver tus huellas por aquí y siempre me arrancan una sonrisa.Abrazo grande

    ResponderEliminar

Deja tus palabras y unas olas