Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Cualquier tarde de lluvia

Llueve suave en estas calles de avenidas eternas que guardan el último aroma de azahar y jazmín.
Es una tarde especialmente dulce y triste como si de repente todos los ojos del mundo me hubiesen venido a visitar y llamaran a la puerta para interrogarme sobre lo más remoto de mi que no sé traducir en palabras.
La vida me da y yo le correspondo como sé y de la mejor manera que puedo.
Hoy toca olvidarse de casi todo y escuchar el susurro de la luz que se filtra lentamente por las rendijas, en las cosas que hablan por sí solas sin necesidad de gramáticas ni conjugaciones, con el lenguaje nada ambiguo de los hechos.
Estoy viva. Sí. Aquí y ahora. Respiro.Todo me empuja hacia adelante. Me acompañan los naranjos que languidecen y las aceras sin imprevistos de Sevilla, el lugar en el que estoy aprendiendo tanto de mi y del mundo y en la que puedo sentir el toma y daca de la vida de una forma ya inolvidable. "Todo está ahí afuera", me hubiese dicho hace un tiempo. Con el tiempo sé que "todo está aquí adentro", en sí mismo, en los laberínticos pasillos del alma, en los que nos perdemos o tenemos la dicha de encontrarnos con cosas que ni siquiera sabíamos que existían. ¡Benditos descubrimientos!
Y pienso en la correspondencia de lo que uno recibe y vierte en cada día.
La vida es muy sabia y aunque la reciprocidad no se rige como tantas cosas por la justicia, nos devuelve lo que le damos casi siempre. A veces, con creces, otras no no tanto. El trueque es muy fácil, yo te doy tú me das. Yo te beso, tú me traes el océano en tus manos. Yo no puedo, tú me empujas. Tú no quieres, yo te escucho. Dame lo mejor de vos y bailaremos juntos un poema.
Hoy no quiero números, tablas de excel, cuadrantes ni calculadoras de distancias kilométricas, nada de mapas que me sitúen lejos de este momento que sé, no se volverá a repetir. Recordaré estas tardes con dulzura, con la satisfacción que da la búsqueda incesante de uno mismo donde quiera que esté.
Quiero seguir llenándome de bueno para compartir pese a la hostilidad y el desánimo del mundo. No quiero rescates que no sean los propios. De los ajenos ya se encargan los poderosos. Y en todo caso, solo uno mismo puede salvarse. Todo es cuestión de voluntad o desidia.


12 comentarios:

  1. Cualquier tarde de lluvia puede suceder algo así, o parecido, y al final, cuando hacemos un repaso, tal vez un suspiro acuda a los labios, sin importarnos tanto la lluvia y sí el pc, la tabla de excel abierta, los números y los gráficos acumulados y un icono en la parte inferior derecha que no parpadea ni nos llama... ¡Porque la vida sigue!
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
  2. El Ladrón de Bagdad25 de octubre de 2012, 21:32

    Disfrútala: es una canción que llena los huecos del silencio.
    http://www.youtube.com/watch?v=MVQ_ZrcrFD4

    ResponderEliminar
  3. Nada mejor que una tarde de lluvia para encontrar dentro nuestro la respuesta. Ha cambiado tu forma de esribir Erato. Me gusta mucho ésta.
    Es cierto, en esas tardes de lluvia podemos encontaar las respuestas a alguno de los tantos interrogantes que tenemos, pero sobre todo nos encontramos nosotros mismos.
    Hoy no llueve por aquí, pero tuve la suerte de encontrar tus pensamientos y es como si hubiera encontrado un trébol de cuatro hojas.
    Tus palabras calan hondo Erato, y
    en esas ocasiones suele encontrarse la verdad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Unas olas: http://www.youtube.com/watch?v=-Bfj1inlKGg

    Y unas palabras: j'ai vu tant de mers, tant de rivages, tant de ciels, de paysages, tant de scales et tant de port. J'ai vu... http://www.youtube.com/watch?v=3k4uMkSi_5E&feature=related

    Y un abrazo añil.

    ResponderEliminar
  5. Es maravilloso este escrito.
    Efectivamente todo está dentro de nosotros

    Te recuerdo mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola, muy buenas noches, ¿cómo se presenta la semana? Espero que genial, al igual que tu bello e interesante blog. Me ha gustado mucho esta entrada y algunas de las anteriores (las que he tenido tiempo de ver, claro), ¡muy buen blog! Ya tienes una seguidora más. Te deseo mucha suerte y espero que pronto subas una nueva entrada con la que nos vuelvas a sorprender. ¡Enhorabuena!

    Ahora, si me lo permites y eres tan amable, me gustaría invitarte a mi blog - ¡DIARIO DE UNA CHICA POSITIVA! - si te gusta leer una literatura personal y muy optimista (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos, cartas), también podrás hacer peticiones literarias y hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog":

    http://insolitadimension.blogspot.com.es/

    Un abrazo fuerte desde Málaga (España) y siento mucho autocitarme pero es la única manera que tengo para darme a conocer.

    ResponderEliminar
  7. Llevas razón Rafael...Y la vida sigue fluyendo con su propio ritmo ajena a nosotros.Un abrazo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  8. Mil gracias Ladrón. Es una canción que llena más de un hueco y me encanta. Tienes buen gusto.Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Rober gracias por la estela de palabras que dejas cuando pasas por el Rhin. Me alegra que encuentres todas esas cosas entre is palabras. La sensibilidad está también en quien lee e interpreta a su gusto. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  10. Amiga índigo, allí o aquí, en francés o inglés, da igual el formato pero siempre lleva tu magia. Muchas gracias por tanto. Me ha encantado hasta decir basta. Me gustan tus gustos. Un abrazo y un beso

    ResponderEliminar
  11. Mercedes este otoño merecería repetir aquel rato compartido. Gracias por pasar y por ti.Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hola Melodi. Gracias por tus palabras y por pasar. Pasaré por tu espacio que seguro tiene mucho de bueno. Un saludo

    ResponderEliminar

Deja tus palabras y unas olas