Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

jueves, 2 de agosto de 2012

Siesta


Es el vértigo quien deambula a las seis y pico de la tarde de un mes demasiado amarillo e irrespirable.
Es él quien atraviesa pasos de peatones dibujados en zigzag, sudoroso y frío.
Como aquella boca de metro que tragaba niños hambrientos.Siempre a la misma hora, emulando a un Saturno voraz, insaciable y goyesco.
Pareciera que las manecillas de todos los relojes del mundo se hubieran dejado caer de golpe por una ley de la gravedad caprichosa, hasta morir a las seis y media de la tarde.No antes.Tampoco después.
Sé que hay vida ahí afuera por el murmullo de las cigarras, por las bocas anchas que comieron fresas y estamparon su beso en la pared blanca; por la quinta avenida y el callejón del agua, por los rascacielos que penetran aviones heridos o la casa achatada y con patio que lame el hambre.
Lo sé por el aleteo inesperado, por Malher que agoniza en un Danubio rojo, por los lugares que no veré y la mirada perdida de Alicia en un país sin maravillas; por mi prisa para salir de este planeta y acariciar alguna estrella diferente y rara.
Todo esto y mucho más ocurre mientras abandono mis brazos a golpe de reloj,rindiéndome de nuevo al azar. Es la hora del vuelo y la vida me espera más allá de mi piel tostada, mucho más allá del techo que me cobija.
Tal vez sea el ansia quien espera sentada a solas en una sala de cine para empezar a rodar algo en blanco y negro que desconozco pero que intuyo me gustará.








14 comentarios:

  1. ya te lo he dicho, pero te lo tengo que repetir una vez mas: mira que escribes bonito...
    muchos besos guapísima!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras en mi casa.
    Gracias por tus palabras en tu casa...

    ResponderEliminar
  3. bonita sensación otoñal la que me has transmitido en un aplastante verano. Preciosas imágenes

    ResponderEliminar
  4. ¡Que maravillosas imágenes para describir el vértigo!
    Solo tu puedes hacerlo así.

    Un abrazo grande.

    Mercedes.

    ResponderEliminar
  5. Manejas preciosas metaforas... es un placer visitarte y dejarme llevar.

    Besos almendrados ;)

    ResponderEliminar
  6. El sueño de una... tarde de verano :) Imágenes como ráfagas que se entrecruzan persiguiéndose, huyendo del calor. Pequeños avisos del pasado y del futuro, envueltos en esa maravillosa sensación que es el darse cuenta de que uno se va quedando dormido... y que no hay prisa, ni ya calor...
    Besicos :)

    ResponderEliminar
  7. Precioso, preciodo. Como siempre. Un gusto leerte, chiquilla.

    ResponderEliminar
  8. Chica de ojos marrones, siempre me gusta tu visita y la hace especial, digas lo que digas.Gracias.Un montón de besos para ti

    ResponderEliminar
  9. Sorti, gracias a ti. Es un placer reposar en tus letras siempre.Abrazo grande

    ResponderEliminar
  10. Sandra, me alegro que te hayas vivido un momento otoñal con la que está cayendo.Un beso dorado de otoño para ti aunque no esté aún aquí

    ResponderEliminar
  11. Mercedes, el vértigo puede contarse con las letras y con el cuerpo y tú aúnas ambas cosas de forma mágica. Gracias siempre.Abrazo enorme

    ResponderEliminar
  12. Teyalmendras gracias por tu visita. Las metáforas se apoderan de mi y me manejan a su antojo cuando menos lo espero.Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Rafael, tú lo has contado muy bien.Dulzura cuando se es capaz de captar tantas cosas en un texto.Gracias por tu visita y tus letras.Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Garcescu, un gusto verte por estas aguas. Y a ver cuando te dejas caer.Enhorabuena a ti, mozuela.Besotes

    ResponderEliminar

Deja tus palabras y unas olas