Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

miércoles, 29 de febrero de 2012

El murmullo del agua

Noches que se abren paso entre las sombras que a todos nos ocupan, las que se instalan en la prisa de una mirada, desnudando unos ojos que desembocan de nuevo a este lado del río inerte y silencioso.
En la estrechez del tiempo que tiembla sigo escarbando en la antesala de un mes agridulce y nuevo, sin caricias rotas ni sueños brillantes en el ombligo de este universo que se rompe en pedazos.
Todo me asombra y me estremece. Nada me es ajeno en el infiel paso de los años cuando leo nombres que hicieron historia. Nada me satisface más que escribir los días en las mejillas que conservan el entusiasmo a raudales como un fleco extraviado a punto de volar calle abajo.
Orgulloso el paso entre la hierbabuena y el azahar de un pecho que no se rinde nunca.
Un suave vaivén del agua cosquillea mis pies para convencerme de que si lanzo de nuevo alguna piedra habrá palabras por rescatar en el fondo.
Está bien regresar de vez en cuando aunque solo sea para certificar la propia existencia y apostar por la música que llegó sin previo aviso. Merece la pena escuchar los primeros pájaros que, como aquellos otros de madrugada, traerán hazañas nuevas para regalar en los recodos de un río que sin ser mio ya no sabría perder su identidad.


11 comentarios:

  1. sé que ya te lo ha dicho... pero después de leerte, tengo que repetirtelo:
    mira que escribes bonito...
    muchos besos!!

    ResponderEliminar
  2. Cada vez que me introduzco en las aguas de tu prosa poética, salgo empapada del murmullo cálido y nostalgico de sus olas.

    Subrayo este impresionante principio:

    "Noches que se abren paso entre las sombras que a todos nos ocupan, las que se instalan en la prisa de una mirada, desnudando unos ojos que desembocan de nuevo a este lado del río inerte y silencioso."

    Un abrazo grande.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  3. Sin caricias rotas ni sueños brillantes = paz, que no indiferencia. Qué bonito palabro es "entusiasmo". Tanto como "estimular".
    El murmullo del agua al compás del paso del tiempo...
    Transmites frescura. No dejes de buscar palabras en el fondo... el río es tuyo!

    ResponderEliminar
  4. No he podido escuchar el murmullo del agua; quedó eclipsado por tus palabras, un río cadencioso y dulciamargo en su melancolía.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena tu reingreso al blog. Nos dejas una mirada poética y plena de sentimientos, el murmullo del agua que es tu propio murmullo.Imágenes que se entrelazan con sentimientos.
    Un abrazo de bienvenida,
    roberto

    ResponderEliminar
  6. Los ríos siempre están en ti... por qué será :)

    ResponderEliminar
  7. El idioma de los ríos, el idioma de los pájaros, y tú sabiendo entenderlos a la perfección y jugar con ellos :) Qué suerte...

    ResponderEliminar
  8. Bello paisaje el que nos dibujan tus palabras.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Siempre belleza en tus palabras y sentimientos que fluyen como la corriente de los ríos de la vida. Como siempre me ha encantado, gracias por compartirlo y seguir deleitándonos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Seguro que seguirás encontrando palabras en el fondo del agua y seguirás encontrando entusiasmos y olas para aderezarlas. Un abrazo grande, Erato.

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todos, desde el corazón.Abrazos

    ResponderEliminar

Deja tus palabras y unas olas