Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

sábado, 8 de octubre de 2011

Días

Hay días en los que se guardan las llaves oxidadas en la garganta donde las arañas tejen silencios sin destino.
Días en los que la lava se derrama por los mercados de flores y los embarcaderos solitarios.
Hay días en los que la rutina engulle las mejores intenciones y el incesante bullicio del pensamiento nos aleja de quienes somos para vestirnos con los sueños de otros.
Días que cosen las pupilas enrojecidas de quienes detestan el mundo de sainete y cascabel donde se construyen muros infranqueables con grafitis invisibles a los poderosos.
Hay horas, minutos y segundos de días con heridas de perro y tibias angustias de pájaro que se cuelan en las copas vacías y las fronteras de las camas cueva.
Y entre todos esos días, como una ráfaga de viento inesperada, inventamos el remanso de alguna noche fugaz que nos traiga escamas nuevas para los pies cansados; alguna noche oscura con alma que ponga un nenúfar en nuestra boca sellada, algún sueño sin tiempo ni espera que nos ayude a cruzar de nuevo las aceras de la injusticia y el hielo que vendrá mañana.



14 comentarios:

  1. Ohh!! Qué preciosidad de texto... hermoso de verdad.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Esas noches son las que nos ayudan a vivir. Las que nos dicen quiénes somos en realidad. Noches oscuras por fuera, llenas de luz por dentro.
    Hermosas palabras, Erato. Besito...

    ResponderEliminar
  3. Precioso y reflexivo texto cuado pensar, sentir, caminar, ver, amar, se hace estrecho, en el anhelo del sol cálido que bese el corazón.


    Un abrazo, vengo del blog de Toro.

    ResponderEliminar
  4. Hay días en los que uno se cree cansado y quisiera tener colores para pintar las cosas de otro modo y no sabe cómo hacerlo y en la madrugada, cuando amenazan las sombras y uno sueña despierto, se encuentra textos como el tuyo y uno descansa sobre las metáforas y uno, por si lo dudaba, ratifica dónde están los colores. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Conozco bien esos días.
    Y los temo.
    Hace demasiado tiempo que ningún sueño me protege de ellos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Arriba, las estrellas conversaban lejanamente...(JRJ)

    ResponderEliminar
  7. Hay días en los que a alguien se le ocurre ponerse al servicio de los sentimientos y escribe con letras todo aquello que las gargantas callan con demasiada frecuencia.
    hay días en que Erato escribe y todo lo demas es silencio.
    Gracias.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. hoy tu entrada me ha tocado de una manera especial...
    una preciosidad...
    eres increible...
    mira que me gusta venir a tus orillas... es como subir al tejado...
    muchos besos!!

    ResponderEliminar
  9. Ayer, hoy, mañana, instantes de ayer, de hoy, de mañana... Nunca idénticas las sensaciones, las apreciaciones. Un resquicio por donde se cuele la energía y la fuerza para cuando llegue tiempo de "tormentas".
    Besos variados.

    ResponderEliminar
  10. Nos quedan esas noches de remanso, resguardadas de los días tormenta.

    Emocionante y profundo texto, escrito desde las entrañas de la sensibilidad y la sinceridad.

    Como siempre, una maravilla tu prosa poética, un arte como "tejes las palabras con hilos de oro".

    Un fortísimo abrazo cargado de bellos recuerdos.

    Mercedes

    ResponderEliminar
  11. Los sueños, las rosas y los nenúfares nacieron para anidar en tus labios y para que tus palabras broten, como el agua, que nos limpia, moja e inunda, recordándonos lo bello.

    ResponderEliminar
  12. Gracias siempre, por vuestras palabras, por vosotros.Un abrazo con latidos intensos de octubre.

    ResponderEliminar
  13. hummm..a partir de mañana la luz nos avisará del invierno, tiempo de volver a llenar los cajones. Bonica, mu8chos besos, gracias por pasarte por el blog, un día de estos se me acaban las fiestas jajajaajaj, a ver si...

    Abrazazo

    ResponderEliminar

Deja tus palabras y unas olas