Todos los textos de este Blog se encuentran registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Reservados todos los derechos.

sábado, 11 de junio de 2011

Hasta pronto

Erato se desliza temporalmente río abajo y sigue el curso de sus aguas a las que habéis dado vida todos con vuestras palabras o silencios.
Gracias por vuestras olas y el rumor de los días y las noches compartidas.
Seguiré pasando por vuestros espacios aprendiendo de todo y de todos.
Un abrazo.





18 comentarios:

  1. Aunque deseo que este viaje no sea demasiado largo, te dejo este poema de Kavafis.

    Cuando emprendas el viaje hacia Itaca
    ruega que sea largo el camino,
    lleno de aventuras, lleno de experiencias.
    A los Lestrigones, a los Cíclopes
    o al fiero Poseidón, nunca temas.
    No encontrarás trabas en el camino
    si se mantiene elevado tu pensamiento y es exquisita
    la emoción que toca el espíritu y el cuerpo.
    Ni a los Lestrigones, ni a los Cíclopes,
    ni al feroz Poseidón has de encontrar,
    si no los llevas dentro del corazón,
    si no los pone ante ti tu corazón.

    Ruega que sea largo el camino.
    Que muchas sean las mañanas de verano
    en que - ¡con qué placer! ¡con qué alegría! -
    entres en puertos nunca antes vistos.
    Detente en los mercados fenicios
    para comprar finas mercancías
    madreperla y coral, ámbar y ébano,
    y voluptuosos perfumes de todo tipo,
    tantos perfumes voluptuosos como puedas.
    Ve a muchas ciudades egipcias
    para que aprendas y aprendas de los sabios.

    Siempre en la mente has de tener a Itaca.
    Llegar allá es tu destino.
    Pero no apresures el viaje.
    Es mejor que dure muchos años
    y que ya viejo llegues a la isla,
    rico de todo lo que hayas guardado en el camino
    sin esperar que Itaca te de riquezas.
    Itaca te ha dado el bello viaje.
    Sin ella no habrías aprendido el camino.
    No tiene otra cosa que darte ya.

    Y si la encuentras pobre, Itaca no te ha engañado
    sabio como te has vuelto con tantas experiencias,
    habrás comprendido lo que significan las Itacas.

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo, Erato. Espero que no estés pasando por un momento malo o especialmente malo.

    Ojalá pronto retornes con tu verbo poético. Así nadie podrá volver a decir que estamos en malos tiempos para la lírica.

    Recibe el más cálido de mis saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tus olas y tus palabras reverberan. Hay tiempos y tiempos. Vive lo que toque y cuando toquen más olas por aquí, estaremos esperándote, como siempre, con el corazón bien abierto. Un abrazo inmenso a Erato y otro aún más grande y añil para ti.

    ResponderEliminar
  4. Te espero Erato, tu alma brilla con una fuerte luz, es lo que le pasa a las vidas apasionadas que saben escribir una poesía dulce e inteligente.
    Pase lo que pase, recuerda que aquí estoy.
    Un beso y hasta pronto amiga.

    ResponderEliminar
  5. Erato, linda, muaksss. Te espero con el brazo abierto (obsérvese el singular).

    ResponderEliminar
  6. Ay, Erato. Qué penita me ha dado leer esta entrada. Ojalá pronto remontes ese río, y nos volvamos a ver entre espumas de agua, ranitas y vilanos.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Que las aguas del río intemporal te traigan de nuevo y siempre hasta nosotros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. quizás cuando vuelvas me hay ido yo... que cada día entiendo menos que hago escribiendo y dándole a publicar...
    te mando un abrazo muy fuerte, querida erato...
    y muchos besos!!

    ResponderEliminar
  9. Se supone que todo el que marcha de un lugar es porque llega o va en busca de otro y esa búsqueda o ese hallazgo no significan que no se pueda regresar a las orillas. Un saludo, y como no podía ser de otra manera, con total respeto a tu decisión.Siempre hay puntos donde reencontrarse. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Te deseo lo mejor, leerte me ha encantado, así que te espero...

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  11. Gracias a ti por regalarnos tu mágico mundo poético.

    Espero que todo vaya bien.

    (¿y la cañita que tenemos pendiente?)

    Un abrazo muy fuerte

    Mercedes

    ResponderEliminar
  12. Ningún río será tan largo que pueda romper el hilo rojo que nos une. Discretamente, en la distancia, estaré contigo, si así lo quieres.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Te entiendo. Es necesario parar para contemplar las estrellas que no vemos cuando soñamos verlas.

    Un abrazo, amiga. Te espero.

    ResponderEliminar
  14. Estaba pensando en vos Erato, donde guardaste por estos días tu poesía? Aquí estoy pasando como muchos seguro, un día triste y no sé por qué mi recuerdo fue a buscarte a orillas del Rhin.
    No nos dejes sin tus palabras, te espero y lo que sea que no guste, ya pasará, también nos dejará su enseñanza.
    Te dejo mi abrazo, fuerza amiga!

    ResponderEliminar
  15. Por favor ERATO, prestame una vez más tu huella.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. A todos, gracias por vuestras letras por el Rhin.Abrazos

    ResponderEliminar

Deja tus palabras y unas olas